Filosofía

La voluntad Huma reside en mejorar la vida a través del espacio construido. Interesados en la manera de estar a través de la materia, entendido siempre como experiencia; la Arquitectura se vive, se respira, se pasea, se habita.

Más allá de la materialidad, nos interesa la vivencia del espacio; es a través de este "vivir" desde donde nuestro trabajo tiene sentido a través de la huella que queda en la memoria de cada ser que habita nuestros espacios.

Evolucionamos y nuestros genes maduran, cambian constantemente, la arquitectura está viva según el acontecer de los días, nos aferramos a la idea de que el hoy no es el ayer ni el mañana, intentando ser fieles al momento presente.

Nos movemos en un proceso continuo y flexible, donde los limites se difuminan, donde cada espacio resume las condiciones en las que fue creado y para lo que fue creado.

Sumergidos en la burbuja que tiende a la distracción, buscamos un centro que tenga identidad; creamos un trozo de espacio intimo, donde podamos proyectar la realidad tal cual la sentimos, un lugar donde la gente se sienta mejor, donde sea feliz.